Las claves de una buena relación perro y bebé.

bebeClaves para empezar con buen pie la relación del bebé y el perro, y señales que nos indican que será maravillosa. Adoramos a nuestra mascota. Hasta hace muy poco, él era el único que ocupaba nuestras tiernas miradas, las largas siestas en el sofá, los paseos bajo el sol… Pero llega un bebé y la vida nos cambia por completo. No sólo a nosotros, también al perro. Un bebé es una fuente de estrés enorme hasta para el cuadrúpedo más tranquilo. Desde el punto de vista del animal, su manada aumenta con un miembro nuevo al que no sabe en qué escalón de la jerarquía colocar porque apenas se mueve ni se relaciona. Además, ese nuevo miembro va a ocupar todo nuestro tiempo, y el perro se quedará en último lugar de prioridades. No es de extrañar que olvidemos nuestras obligaciones con nuestra antigua ‘manada’. Nuestra mascota puede estar llena de incertidumbre tratando de adaptarse a la nueva situación, pero además de eso, se encuentra con nuevos horarios de paseos, su cuenco vacío de pienso o agua, molesto debido al picor de parásitos por descuidos en los tratamientos para pulgas… Por ello, en primer lugar, si queremos que esto funcione debemos comprometernos a cumplir con nuestra parte del trato.

Sigue leyendo

Anuncios