Apoyo psicológico al paciente quirúrgico

PasarelaToda intervención quirúrgica es un acontecimiento desconocido que irrumpe en la vida cotidiana de la persona, de la familia o también la repetición de una experiencia cargada de afectividad que pudo haber sido desagradable, esto constituye una amenaza a la integridad física y familiar.

Las ideas que las personas tenemos de la cirugía están cargadas de creencias y fantasías que provocan temores, junto a una carga de ansiedad que puede ser excesiva, ello impide transitar por la situación con un control emocional adecuado y una recuperación efectiva.

Los servicios quirúrgicos, son espacios que ocasionan en las personas altos niveles de estrés por la gran angustia ante la muerte y el temor al dolor, así como por lo severo y el riesgo de los tratamientos indicados.

La ansiedad y el estrés pueden aumentar el dolor y hacer más difícil la recuperación como por ejemplo caminar, realizar ejercicios respiratorios, toser entre otras.

El estrés rompe el equilibrio neuroendocrino y retrasa la reparación de tejidos, dificultando la cicatrización de las heridas. Las personas más estresadas son más susceptibles de experimentar trastornos del sueño y el sueño profundo se relaciona con la secreción de la hormona de crecimiento, que también facilita la cicatrización de las heridas.

Frente a todo esto se requiere por lo tanto para su manejo, una adecuada adaptación psicológica que juega un papel vital en el periodo pre y el postquirúrgico, en el intento de perpetuar el éxito del tratamiento, desde su diagnóstico quirúrgico hasta su resolución.

Hay que decir que las técnicas quirúrgicas se han ido modificando y desarrollando para hacer cada vez menor el riesgo para la vida. Los profesionales sanitarios vamos dando pasos hacia la humanización de la atención favoreciendo así la reducción del estrés.

Me gustaría señalar las etapas por las que pasa la persona que va a ser operada y decir pequeñas conductas que pueden ayudar en el proceso, en éste se implican tanto los profesionales como la persona interesada, cuya finalidad es disminuir la ansiedad de ésta:

                                                        

Etapa Inicial

  • Todo comienza en el preoperatorio, aquí el profesional brinda información sobre el procedimiento médico, es cuando la persona debe recibir la información adecuada, justa sobre el procedimiento y sus sensaciones.
  • Se estimula a la expresión de dudas y preguntas, la confianza con el equipo médico y la participación de la persona es un elemento activo de este proceso.
  • Sentirse acompañado incrementa la confianza.
  • Hay que resolver los miedos, expresarlos no tener reparo a preguntar, aclarando las dudas.
  • Establecer una comunicación efectiva entre ambos(profesional y paciente) mejora la comprensión, dispuestos a escucharse con atención y respeto.
  • Hacer sugestiones directas sobre expectativas positivas de recuperación tanto en relación con el estado psicológico como el fisiológico.
  • Enseñar y aprender técnicas de respiración – relajación practicándolas a diario apoyados en el uso del biofeedback y combinarlas con técnicas de imaginación y visualización.
  • Realizar la reestructuración cognitiva de ideas preconcebidas, creencias y falsas expectativas en cuanto al procedimiento médico.

Son técnicas encaminadas a desarrollar el sentido de autocontrol, estimular la recuperación física, disminuir la ansiedad conjuntamente con sus mecanismos fisiológicos, endocrinos, metabólicos, manejar el dolor, alejar la atención de la persona de las fuentes de estrés.

  • Buena comunicación entre familiares.
  • La intervención se lleva a cabo sólo con el consentimiento de la persona.

 Etapa operatoria

Al  entrar en el quirófano se recibe a la persona con todo el cariño posible.

Es un lugar donde diferentes profesionales cubiertas las caras con mascarillas no paran de realizar tareas;  puede ser un momento confuso pero la finalidad de ese trabajo es que todo se lleve a cabo con sumo cuidado y perfección, de ahí una estricta organización. Hay también mucho instrumental y aparataje, todo para la misma finalidad.

La persona que llega es la protagonista y todo gira en torno a ella.

                                  

Etapa postoperatoria

  • Tras la intervención se facilitan requerimientos analgésicos para aliviar el dolor.
  • A medida que la persona mejora y se alivian todas sus molestias, se deben aprender una serie de técnicas y formas de autocuidados para una pronta recuperación.
  • Interesante es conocer recursos que existen en la Comunidad, contactar con personas que han padecido el mismo problema.
  • Ejercicios de imaginación sobre la curación de la herida.
  • El optimismo mejora la calidad de vida.

Animo a la persona a no temer este proceso y coger fuerzas por que cuando se está psicológicamente preparado para ser operado, se muestra una mejor adaptación postoperatoria que acorta la estancia Hospitalaria y reduce las necesidades medicamentosas.

Alicia Ramirez

Matrona residente del CHGUV

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s